El peligro del aumento del nivel del mar afecta el valor de las viviendas en Miami

POR ALEX HARRIS AHARRIS@MIAMIHERALD.COM
Las inundaciones debido al aumento del nivel del mar todavía no han llegado a las puertas de la mayoría de las viviendas en Miami-Dade, pero algunas investigaciones indican que la amenaza del cambio climático ya están afectando negativamente el valor de las propiedades.

Nuevos datos recopilados por la Universidad de Harvard y la Universidad de Colorado sugieren que las viviendas en terrenos más bajos se están vendiendo en menos y acumulan un menor valor que otras similares en zonas más elevadas. Los investigadores lo consideran una señal de que los compradores están tomando en cuenta el riesgo del cambio climático en sus ofertas de compra e inversiones, una tendencia que pudiera tener grandes implicaciones en un estado con más zonas costeras en peligro.

Sin embargo, los profesionales de los bienes raíces en Miami se muestran escépticos de ese efecto del cambio climático y señalan el aumento constante del valor de las propiedades en zonas aledañas al mar en lugares como Miami Beach y Key Biscayne. Dicen que sus compradores están más preocupados por la calidad de las escuelas y los impuestos que si las propiedades van a quedar bajo el nivel del mar en 50 o 100 años.

“Yo no he escuchado eso. Mi personal no lo ha escuchado. Mis agentes inmobiliarios no lo han escuchado. No es una gran preocupación del público”, dijo el agente inmobiliario Christopher Zoller, de Coral Gables. “Sí, la gente habla de eso, pero ¿ha hecho que no compren por esa razón? No”, dijo.

Sin embargo, Jesse Keenan, profesor de la Escuela de Diseño de la Universidad de Harvard, dijo que su recientemente publicado estudio es el primer indicador en dólares y centavos de que el cambio climático ya tienen un impacto sobre el mercado inmobiliario.

Su equipo estudió las ventas de más de 100,000 casas en el Condado Miami-Dade entre 1971 y el 2017, y determinó que las casas en terrenos menos elevados acumularon valor con menos rapidez que las que están en zonas más altas. Esa diferencia aumentó más después del año 2000, que Keenan dijo es cuando se hicieron más frecuentes las inundaciones en el sur de la Florida.

EN NUESTRA OPINIÓN: Soluciones a la subida del nivel del mar en Miami

“Se destaca el hecho de que las propiedades en terrenos bajos ahora son esencialmente inversiones de menor calidad”, dijo. “Creo que queda muy claro. Quizás es el cambio climático, o no, perMiami ha aumentado todos los meses durante seis años seguidos.\n\”No he hablado con ningún comprador, ninguno, que me haya dicho que no compra en Miami por el aumento del nivel del mar\”, dijo. \”Son los vaivenes del o es difícil alegar que no es el cambio climático”, agregó

Un estudio más amplio de la Universidad de Colorado en Boulder identificó que el efecto no se limita al sur de la Florida.

El profesor adjunto Ryan Lewis y su equipo revisaron casi medio millón de ventas de casas y apartamentos en todo el país entre el 2007 y el 2016 y determinaron que las viviendas vulnerables al aumento del nivel del mar se vendieron en un precio promedio 7 por ciento inferior al de viviendas similares en zonas no amenazadas por el aumento del nivel del mar.

Esa disparidad se disparó a 19 por ciento en el caso de propiedades que quedarían afectadas por el agua con un aumento de un pie en el nivel del mar. Aproximadamente 2,500 personas en Miami-Dade viven en terrenos que tienen una elevación de menos de un pie por encima del nivel del mar, según información de Climate Central, una organización noticiosa sin fines de lucro que analiza y reporta sobre el clima, y una proyección unificada del Southeast Florida Climate Compact —un acuerdo entre varios condados del sur de la Florida para coordinar la mitigación y medidas ante el cambio climático— pronostica que en la región’el nivel del mar aumentará entre uno y dos pies para el 2060.

Lewis dijo que sus datos muestran que la pérdida de valor, que calificó de un descuento, probablemente aumentará en el futuro, a medida que más compradores de viviendas conozcan sobre la vulnerabilidad de las propiedades ante el aumento del nivel del mar. Mientras más compradores conozcan sus riesgos, más probable es que puedan negociar un mejor decuento sobre la propiedad. Las investigaciones muestran que los inversionistas —que compran varias viviendas— pagan menos que los compran las viviendas para vivirlas.

Eso pudiera asombrar a los compradores que pagan demasiado. Una vivienda es la mayor inversión financiera para la mayoría de las personas en Estados Unidos, quienes usualmente dependen del aumento en el valor de sus propiedades a lo largo de los años para acumular riqueza para cuando ya no trabajen.

“De repente, este activo pierde valor precisamente cuando más lo necesitan”, dijo Lewis.

El sector inmobiliario de Miami ha rechazado con fuerza tal posibilidad. Zoller, ex presidente de la Miami Association of Realtors, dijo que los miembros del grupo no han escuchado muchas preocupaciones por parte de los clientes.

“Creo que los consumidores todavía no están asustados por eso”, dijo.

Lo que es más, los lugares más caros —las mansiones de lujo frente al mar— quizás estén más protegidas de los efectos del cambio climático, al menos por ahora. Zoller dijo que el riesgo del aumento del nivel del mar no ha restado fuerza a las ventas de viviendas en zonas caras de poca elevación como Gables Estates.

Los dos estudios respaldan la observación de Zoller: los cambios en el valor de las propiedades no son visibles en mercados inmobiliarios fuertes.

“Eso no afecta mucho a los ricos”, dijo Keenan.

De hecho, sus investigaciones identificaron específicamente a Key Biscayne y Miami Beach como dos áreas donde la elevación menor de las propiedades junto al mar eran más valiosas que ubicadas en zonas más altas en la misma isla.

Alicia Cervera, corredora de viviendas de lujo que trabaja en Miami Beach, dijo que la idea de que los precios cambian debido al nivel del mar es “noticia falsa”, y señaló nuevos datos que muestran que el precio medio de una vivienda unifamiliar en Miami ha aumentado todos los meses durante seis años seguidos.

“No he hablado con ningún comprador, ninguno, que me haya dicho que no compra en Miami por el aumento del nivel del mar”, dijo. “Son los vaivenes del mercados inmobiliario, no del mar”