Lanzamiento de RALRA, la red de apoyo legal a las personas refugiadas en las Américas

Este 25 de abril en Costa Rica será oficialmente lanzada la Red de Apoyo Legal para las personas refugiadas en las Américas (RALRA). La red, que reúne a diferentes organizaciones y actores de la sociedad civil, trabajará para garantizar el derecho al asilo en la región.

SAN JOSÉ, Costa Rica 24 de abril 2018 – “El obtener protección en otro Estado me parecía como enfrentar una montaña sin herramientas ni zapatos”, dijo María, refugiada salvadoreña en Costa Rica. María salió de su país por las amenazas de las pandillas, para salvar su vida. Al llegar a Costa Rica se enfrentó con los trámites administrativos para lograr lo que alguien le había indicado como el derecho a recibir asilo. Palabras que nunca había escuchado antes.

En los últimos años, se incrementó radicalmente el número de personas que, como María, se vieron obligadas a abandonar su hogar y huir debido a situaciones de persecución, conflicto y violencia sin precedentes, y solicitar asilo a las autoridades designadas para tal fin en las Américas. A veces, esas personas se enfrentan en el país de acogida a un sistema de asilo bien articulado con procedimientos estrictos y/o de todos modos muy complejos para ellas, tanto que les resultan en apariencia inaccesibles. Esta percepción es debida principalmente a una falta de asesoría y/o representación legal.

Para responder de una manera más apropiada a las necesidades de esas personas y lograr una protección internacional eficiente y de calidad, se hizo necesario implementar una estrategia regional en conjunto con actores de la sociedad civil. En mayo de 2017, se convocó la reunión regional “Construyendo la Red de Apoyo Legal para los Refugiados en las Américas” (RALRA) con 38 organizaciones de la región. Tras un año de intensas consultas, coordinaciones y preparativos, finalmente el lanzamiento oficial de esa Red de apoyo tendrá lugar en el Instituto Interamericano de Derechos Humanos, en San José, Costa Rica el día 25 de abril de 2018.

El señor José Thompson, Director Ejecutivo del Instituto Interamericano de Derechos Humanos, señaló lo siguiente: “En debido reconocimiento de la gravedad de las afectaciones que deben soportar las personas que se han visto forzadas a desplazarse de su hogar, el Instituto Interamericano de Derechos Humanos respalda y promueve toda iniciativa que aspire a mejorar la protección de los derechos humanos de esta población en estado de vulnerabilidad”.

La misión de RALRA es promover y defender el acceso efectivo a los derechos para todas las personas solicitantes de asilo, desplazadas internas, retornadas y refugiadas de la región. Para cumplir esa misión, la red se articula en cuatro pilares: El primero es la capacitación en derecho internacional de refugiados y en derechos humanos, a través de la creación de cátedras, seminarios o cursos especializados dedicados a formar una nueva generación de abogados especialistas en estos temas.

El segundo pilar es la Investigación comparada basada no solo en publicaciones para difundir el derecho internacional de refugiados, sino también ofreciendo otra perspectiva en nuevas áreas de desarrollo legal e interpretación.

El tercer pilar es el litigio estratégico, a través del cual se busca promover, coordinar y facilitar la revisión judicial de los casos con el fin de mejorar o crear nuevos estándares nacionales y regionales en materia de protección internacional de los refugiados.

Finalmente, el cuarto y último pilar es un pilar de apoyo legal dividido en 3 categorías: el asesoramiento, la orientación y la representación. A través de estos 3 elementos se busca facilitar el acceso a los procedimientos de determinación de la condición de refugiado (RSD por sus siglas en inglés) y lograr que las personas de interés estén más informadas acerca de sus derechos legales.

“El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) aplaude esta iniciativa de coordinación y apoyo para las personas de interés en la región, y fomenta todo tipo de alianzas entre los actores que pueden contribuir concretamente a este esfuerzo, en todos los sectores de la sociedad”, afirmó Marco Formisano, el encargado regional de los temas de asilo y determinación de la condición de refugiado del ACNUR.

María tuvo la suerte de recibir asesoramiento y asistencia legal por parte de HIAS en Costa Rica. “Para HIAS resulta de gran satisfacción contribuir a que las personas de interés puedan comprender los alcances del refugio y asistirlas durante todo el procedimiento de determinación de la condición de persona refugiada, brindándoles una diligente y oportuna asesoría legal”, dijo Kathya Araya, representante de HIAS Costa Rica, una de las entidades fundadoras de RALRA.

RALRA cuenta con una página web (www.ralra.org), la cual ofrece un espacio de diálogo e intercambio de ideas e informaciones a través de un blog y del espacio “Alerta Refugiados” en el cual los miembros de la red señalan alertas de protección para las personas refugiadas, desplazadas internas, retornadas y solicitantes de asilo en condición de vulnerabilidad. RALRA es accesible tanto para las personas de interés como para los actores de la sociedad civil que quieran contribuir enriqueciendo la red y uniendo esfuerzos en un espíritu de colaboración humanitaria por el respeto de los derechos humanos de toda persona en necesidad de protección.

Información de contacto:

Red de Apoyo Legal para los Refugiados en las Américas (RARLA)
info@ralra.org