Las circunstancias actuales no deben servir de pretexto para obviar el Esequibo

Diputado Barragán

“Decretadas por él, habrá que esperar que Nicolás Maduro y la cancillería regresen de estas largas vacaciones para que se impongan del asunto y quizá hagan algo al respecto”, señaló el diputado Luis Barragán, integrante de la Fracción Parlamentaria 16 de Julio, al referirse a la solicitud del gobierno guyanés para que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) resuelva el conflicto territorial con Venezuela, en La Haya.

“Huelga comentar que la opinión pública venezolana, desconoce alguna orientación firme y concreta del régimen en la materia, aunque éste se ha esmerado en la amplia difusión de la presencia de una comisión de tal constituyente en la más recientes sesiones de la Unión Interparlamentaria Mundial, haciéndola objeto de un absurdo teatro político. E, incluso, circula en las redes un video en el que la delegación del PSUV, quemadora de nuestras divisas, convierte la sede de una embajada europea en escenario para la juramentación de un comité, como si ella fuese una seccional, además, sustentada por el partido. Sin embargo, asuntos tan vitales como el Esequibo, nada les importa, como lo demuestran los hechos”.

Comentó el parlamentario que, por difíciles que sean las circunstancias actuales, no deben servir de pretexto para obviar el problema y, salvando las distancias, lo ejemplificó con el caso de Venezuela al suscribir el Acuerdo de Ginebra en 1966, pues, jamás le negó la debida atención a pesar de confrontar el país severas dificultades, entre ellas, las del sabotaje guerrillero de entonces: “La diferencia estuvo y está en una Política de Estado que fue y es, harto diferente a la absoluta Razón de Estado, tan inherente a las dictaduras”.

Recordemos, la Fracción Parlamentaria 16 de Julio y, particularmente, Vente Venezuela al que está afiliado el diputado Barragán, advirtió constantemente, desde hace más de un año, la posibilidad de que se remitiera el caso esequibano a la CIJ que, ahora, interpuesto el libelo guyanés, se materializa. No obstante, propuesta y defendida por la citada fracción, la declaratoria del Secretario General de las Naciones Unidas y la consiguiente remisión, fueron consideradas inaplicables por la Asamblea Nacional.