Crisis migratoria es “un desastre humanitario” y “va a ir a mucho peor”

El director del Programa Mundial de Alimentos de la ONU estuvo en el puente Simón Bolívar.

Diariamente, por el puente internacional Simón Bolívar que une a Villa del Rosario (Colombia) con San Antonio del Táchira (Venezuela), cruzan más de 40.000 venezolanos en busca de comida y medicinas, debido a la escasez de estos productos en el vecino país.

Esta situación es muy alarmante para David Beasley, el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la Organización de Naciones Unidas (ONU), quien estuvo durante dos días de esta semana en Norte de Santander; uno de los puntos que recorrió fue este paso binacional, en donde conversó con los extranjeros.

Sostuvo que quienes huyen de Venezuela necesitan ayuda humanitaria con urgencia y que la situación en la frontera “es una catástrofe, un desastre humanitario absoluto”.

Lea además Padres venezolanos dejan de comer para alimentar a sus hijos

“Basándonos en lo que oímos, anticiparía que esto va a ir a mucho peor… Estamos hablando de la posibilidad de desestabilizar la región”, sentenció.

David Beasley lamentó que la ONU no pueda trabajar en territorio venezolano, por negativa del gobierno de Nicolás Maduro. Por esta razón, el director ejecutivo del PMA acudirá a los donantes internacionales para que den ayuda financiera a Colombia, pues este país es al que está llegando la mayoría de los quienes salen de la nación petrolera.

“La gente por todo el mundo no se da cuenta de lo mala que es la situación (en la frontera) y cuánto peor puede ser”, agregó. Sobre los relatos de algunos inmigrantes, manifestó que hay historias muy “desgarradoras”.

“Escuchar a madres como una que me contó que estuvo con su bebé en un hospital en el que no había comida o medicinas. Su niña tenía neumonía. Durante los cinco días que estuvo allí, diez niños murieron. Por eso se llevó a su hija del hospital para que sobreviviera, sabiendo que no iba a obtener ninguna ayuda”.

Le puede interesar Frontera: aún no llegan soluciones de fondo

Plan de atención

El jefe del Programa Mundial de Alimentos aseguró que llevará a otros países el mensaje de que “los venezolanos están muriendo de hambre”. Asimismo, recordó que este organismo ya reparte comida en Colombia.

“Nos aseguraremos de que ponemos en marcha un Plan de Respuesta Integrada de las Naciones Unidas para poder ampliar la ayuda, dado que la situación probablemente va a ponerse mucho peor. Somos expertos en comida y seguridad. Sabemos que cuando el hambre aumenta en un 1%, la migración crece en un 2%. La gente, cuando no puede alimentar a sus hijos, se mueve”.

Finalmente, el funcionario de la ONU afirmó que Venezuela requiere urgente una solución política a la crisis que vive, pero su trabajo es poyar a la gente inocente atrapada en esta crisis y “ayudar a Colombia a soportar esta carga, porque es una gran carga”.

Según cifras de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), entre 2014 y principios de marzo de 2018, unos 145.000 venezolanos han buscado protección internacional, principalmente en las Américas, lo que supone un aumento del 2.000%, y que se cree que 1,5 millones de ellos viven ahora fuera de su país.

Lea también La situación de las mujeres migrantes en esta región

Vale destacar además que en febrero, el presidente Juan Manuel Santos solicitó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el marco de la instalación de su 167° período extraordinario, tomar acciones para mitigar el fenómeno de la migración de venezolanos hacia Colombia

Fuente LA OPINION