Edificios sin portero y controles espaciados: el plan oficial para bajar las expensas hasta 20 %

La vivienda del encargado dejará de ser obligatoria en los edificios y cambiarán los plazos de chequeos de ascensores y de tanques. La Legislatura deberá aprobar parte del proyecto.

Edificios sin portero y controles espaciados: el plan oficial para bajar las expensas hasta 20 %

Porteros. Los salarios son la variable principal en las expensas, dicen en los consorcios. / Jorge Sánchez

Dejar de obligar a los consorcios a darles vivienda a los encargados, espaciar los controles y eliminar certificados innecesarios. Esas son algunas de las medidas que el Gobierno porteño prepara para bajar las expensas en la Ciudad entre un 10% y un 20%. Y que a un vecino que vive en un edificio de diez pisos en Caballito, por ejemplo, le permitirían ahorrar unos $ 4.900 por año.
Mirá también

Aliados, ¿hasta ahora?

Hoy es obligatorio construir vivienda para encargados en edificios de más de 15 departamentos. Con el nuevo plan se busca eliminar ese requisito del Código de Edificación, para que los vecinos no tengan que pagarles los servicios a los encargados y para que a su vez se reduzcan los gastos de construcción.

Edificios sin portero y controles espaciados: el plan oficial para bajar las expensas hasta 20 %

Panorama. Se calcula que existen 65 mil edificios en Capital. El valor de las expensas se triplicó en los últimos cinco años./ Martín Bonetto

Mirá también

Los trámites del consorcio se podrán hacer por Internet

Edificios sin portero y controles espaciados: el plan oficial para bajar las expensas hasta 20 %

“Consorcio Participativo”. La nueva plataforma permite consultar la gestión de los administradores y calificarlos.

Otro paso que el Gobierno porteño busca eliminar es elcertificado “Edificio seguro”. Hoy es obligatorio pagarlo, aunque no sea más que un compendio de todas las condiciones de seguridad del inmueble que ya fueron aprobadas en cada rubro: ascensores, calderas, tanques, desratización y desinsectación, y matafuegos, entre otras categorías. La propuesta es suprimir este requisito “por redundante, ya que es el control de controles, que ya se realizan por otras normas”, explican.

Además del Código de Edificación, otra ley que debería modificarse con este plan es la 257, de control de fachadas. La propuesta oficial es eximir de este informe público a las viviendas unifamiliares que no tengan salientes y a los espacios comunes a propietarios, como los patios internos y las terrazas, que seguirán siendo inspeccionados por el consorcio pero sin necesidad de presentar un certificado ante el Estado. Los frentes sí seguirán siendo revisados oficialmente, ya que pueden implicar un riesgo para terceros.

El plan general involucra diversas áreas de distintas carteras porteñas: la Subsecretaría de Emergencias y la Agencia Gubernamental de Control (AGC), del Ministerio de Justicia y Seguridad; la Agencia de Protección Ambiental, del Ministerio de Ambiente y Espacio Público; y el Registro Público de Administradores, dependiente de Atención y Gestión Ciudadana. Además, implica modificar leyes, y emitir decretos y disposiciones. Es por eso que los plazos para cada punto del proyecto varían.

En febrero se planea cambiar los requerimientos sobre los libros administrativos obligatorios, lanzar las cuentas bancarias gratuitas para consorcios y suprimir el certificado de Edificio Seguro. En marzo, una vez que la Legislatura comience a sesionar, prevén enviar los proyectos de modificaciones legales necesarios. Por último, antes de mitad de año quieren hacer efectivos los cambios en los criterios de inspección de ascensores y calderas, ya que implica ajustar el sistema digital con los que se registra el control.