Diputado Barragán: El Esequibo se perdió en República Dominicana

Faltando apenas días para vencerse el plazo fijado por la Secretaría General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para remitir el caso de la reclamación del Esequibo a la Corte Internacional de Justicia, el diputado @LuisBarraganJ, integrante de la  @fraccionAN16J, expresó que “al depender del tal diálogo de República Dominicana, evidentemente se ha perdido”.

Así lo señaló al concluir la presentación del libro “La cuestión Esequibo”, el cual reúne un conjunto de quince trabajos arbitrados, editado por la Universidad Metropolitana con el aval  de las universidades Simón Bolívar y la de Los Andes, exitosamente presentado en el IX Festival de Lectura de Chacao,  bajo la responsabilidad del periodista Reyes Theis y de los profesores José Alberto Olivar y Luis Alberto Buttó.

“Consabido, el tal diálogo de República Dominicana ha repetido el fracaso de los anteriores, dándole más tiempo al régimen, incluso, para sus lentas, pero eficaces purgas internas. El sector de la oposición que lo aceptó incondicionalmente y la dictadura que lo ha manipulado con habilidad, no contemplaron el problema del Esequibo, desde la necesaria dimensión de una Política de Estado que tiene una naturaleza, características e implicaciones muy propias, por cierto, incompatibles con el régimen.  Excepto la mención ornamental que se hizo en el marco de las también frustradas conversaciones de octubre de 2016, no hay actualmente otra de las partes en conjunto o por separado, corriendo fatalmente el lapso fijado por la tan elevada instancia internacional, lo que autoriza a concluir que, si únicamente dependiese de República Dominicana, el Esequibo evidentemente está  perdido”.

El diputado Barragán de Vente Venezuela, co-autor del libro presentado en  la feria celebrada en la Plaza Altamira de Caracas, recordó que el 16 de diciembre de 2016, la Secretaría General de la ONU le dio un plazo a Venezuela y Guyana para solventar sus diferencias y, en caso contrario, remitir el  asunto a la Corte Internacional de Justicia, sin que sepa la Asamblea Nacional de nuestro país, como no ocurre con el parlamento de Georgetown, de las diligencias realizadas por el mediador D. H. Nylander.

“Sólo la sensatez del gobierno guyanés permitirá agotar las posibilidades que todavía ofrece el Acuerdo de Ginebra, en lugar de incurrir en lo que también puede ser una temeridad, como la Corte Internacional de Justicia, complicando innecesariamente las relaciones con una Venezuela que no tardará en superar las dificultades de hoy, reencontrándose con la libertad y la democracia que fueron y serán sus mejores herramientas para reivindicar pacífica y efectivamente sus históricos y legítimos derechos sobre el territorio”.

Finalmente, hizo un reconocimiento a la academia que no ha abandonado el tema: “Aplaudimos el sostenido interés y la vehemencia de los sectores académicos por una materia tan crucial, pues, como lo refirieron los profesores Buttó y Olivar, el del Esequibo es el conflicto de fronteras más importante y relevante de todo el mundo actual al tratarse del Amazonas, una reserva decisiva para el futuro mismo de la especie humana. Lejos de abandonar el tema, encapillándose en una retórica de ocasión, no sólo continúan investigándolo, sino aportando soluciones que no temen debatir públicamente, porque los problemas fundamentales del país ameritan de la efectiva responsabilidad ciudadana, convirtiéndose – junto a los activistas pro-esequibanos – en ejemplo para la dirigencia política misma”.

“La cuestión Esequibo”, cuya presentación también contó con la de otro co-autor, como el Lic. Rajihv Morillo, y la diputada Dignora Hernández, ha sido liberado en las redes, encontrándose en los portales de la Universidad Metropolitana y de la Academia Nacional de la Historia, pues, agotada su primera edición impresa, no ha sido posible la segunda por la evidente escasez de papel en el país.