No tienen dominio de sí mismos? viven amargados? porque no han entrado en intimidad con Dios

 Pastoral de Comunicación (San Carlos, 07 de diciembre de 2017)

***Intimidad e identidad con Jesucristo, dar testimonio y salir de sí mismo propuso Monseñor Polito Rodríguez

“No tienen dominio de sí mismos? Viven amargados? Porque no han entrado en intimidad con Dios”. Al inicio de la visita pastoral en la parroquia Santo Domingo de Guzmán de San Carlos, Monseñor Polito Rodríguez propuso cuatro ideas para tener una vivencia plena como cristianos y ser felices.

En primer lugar, debemos Vivir la intimidad con Cristo El Señor, oración profunda, porque cuando entramos en la dinámica de lo espiritual escrutamos la palabra, hacemos silencio para reconocer lo malo y lo bueno que tenemos dentro.

Vida de intimidad, nos señala nuestro Pastor Polito Rodríguez, es dejar a Dios hablar en lo profundo de nuestra conciencia y elevarme también a los más profundo de Dios, para que así, entrando en intimidad con Él, poder sanar todo aquello que  no me deja ser feliz, y esto es posible desde la gracia de Dios, señaló.

En segundo lugar, propone Vida de Identidad, “yo me identifico con ese que estoy caminando, que es Jesucristo El Señor, cuando más me identifico con Él, más quiero caminar con Él”. Y que bien se vive  dejándose acompañar por Jesús.

Como tercer aspecto, el Obispo nos insta a Dar Testimonio en los distintos ambientes donde nos desenvolvemos, “el bautizado tiene que tener firmeza y comportarse, que quien me vea, vea también al Señor, debemos transparentar al Señor, proyectar la gracia de Dios, a Cristo, a quien estoy siguiendo.

El último y cuarto aspecto es: Salir de sí mismos para dar a conocer a ese que amo, a Jesús de Nazaret, esa es la vida del cristiano, es la misma idea del Papa Francisco, nos citaba nuestro Pastor, “salir en busca del necesitado, ponerse en camino para dar a conocer al resucitado”.

 No se trata de vivir una espiritualidad que no comunica nada, sino ser reflejo auténtico del Dios de la vida, del amor, de la esperanza, de la caridad, de la misericordia.

En este tiempo de adviento llevar una vida de intimidad, identidad, de transparencia y ser misioneros, atendiendo el llamado de nuestro Señor. “Vayan a todas partes y anuncien el evangelio”, cumplir ese mandato de nuestro Dios.

“Nosotros estamos llamados a dar a conocer a Jesús, el don de la Fe es para mejorar la familia, el trabajo, y en estos ambientes tan pesados y toscos que estamos viviendo, ser ejemplo. Que El Señor nos dé la gracia de darlo a conocer.

Este día, luego de un recorrido por algunos sectores y la Hora Santa en la Iglesia Santo Domingo, Monseñor Polito Rodríguez presidió la Eucaristía, y durante la homilía dio votos porque prospere el trabajo que vienen realizando los sacerdotes y los miembros activos de la parroquia.