Primera fase de rehabilitación de la Represa Cumaripa recuperó más de 146 hectáreas

Gobernador Julio León verificó los avances del proyecto de rehabilitación

Fueron removidos más de 300 mil metros cúbicos de paja enea durante siete meses de trabajo

Segunda fase del proyecto permitirá extraer sedimentos de una profundidad de cuatro a cinco metros

(Prensa Despacho Gobernador). – El gobernador Julio León verificó los avances y resultados logrados en la primera fase del Proyecto de Rehabilitación del Embalse Cumaripa, en el municipio Bruzual, etapa que se desarrolló durante siete meses y permitió la recuperación de una superficie de 146 hectáreas y ampliar el margen de optimización en el suministro de agua de la represa, el cual llega al 50 por ciento de la población de Yaracuy.

El mandatario regional, acompañado por el presidente de la Empresa Minerales de Yaracuy, Rafael Morales, realizó un recorrido aéreo a lo largo y ancho del embalse, en el cual constató la limpieza del área del sector 1 de la zona sur oeste de la represa, en la cual, con el uso de las tres dragas adquiridas gracias al apoyo financiero del presidente Nicolás Maduro,  fueron removidos 300 mil metros cúbicos de sedimentos, conocidos como paja enea, lo que permite adicionar unos 300 mil litros de agua al embalse para el suministro de la ciudadanía.

“En estos meses de trabajo, logrados mediante la articulación entre el Gobierno Nacional, al invertir 4.5 millones de dólares para la adquisición de las dragas llamadas -Cacique Yaracuy-, -Prudencio Vázquez- y -Ezequiel Zamora-, junto al Ministerio de Ecosocialismo y Agua; el Ejecutivo Regional y el poder popular, estamos cumpliendo con el 5to Objetivo del Plan de la Patria para la preservación de la vida y el ambiente, al garantizarle el vital líquido al presente y futuro de Yaracuy”, fundamentó.

León destacó que la rehabilitación integral que está experimentando la represa de Cumaripa, se traduce en la obtención de mayor volumen de agua para el pueblo, en especial de los municipios Arístides Bastidas, Sucre, La Trinidad, Independencia y San Felipe, los cuales se alimentan directamente de este reservorio natural.

En este sentido, el gobernador puntualizó que, para la segunda etapa del proyecto de rehabilitación, se enfocarán en la remoción de sedimentos, los cuales serán extraídos de una profundidad de cuatro a cinco metros, con el fin de sacar escombros producto de la deforestación que bajan de la montaña y colmatan el embalse.

“Este novedoso plan no solo significa preservar el principal reservorio de agua del estado, sino también lograr la recuperación de la superficie total de 840 hectáreas y la profundidad del embalse, garantizando el agua de nuestras venideras generaciones”, acotó.

Asimismo, refirió los avances de los grandes proyectos en ejecución, que se suman a la labor articulada de mejorar el servicio de agua potable, como lo son los nuevos acueductos de San Pablo en Arístides Bastidas; Pozo Azul en Bruzual; y el de Guama en Sucre, para los cuales el Presidente aprobó recursos provenientes del Fondo Nacional para el Desarrollo Nacional.

“El mandatario regional ha sido asertivo en la aprobación de recursos para Yaracuy, pues adicional a la inversión realizada para los acueductos, nos aprobó más de 6.000 millones de bolívares para la rehabilitación de más de 60 pozos, de los cuales 31 ya han sido intervenidos y esperamos cumplir con la meta antes que finalice el 2017. Una respuesta en tiempo récord al pueblo que manifestó la necesidad de un mejor servicio de agua durante la campaña constituyente”, concluyó.