El Tribunal Electoral de Honduras pospone de nuevo el escrutinio

El magistrado presidente convoca un nuevo conteo para el domingo en la mañana y solicita la presencia de los observadores de la Alianza de Oposición

La policía, minutos antes de imponer el toque de queda en Tegucigalpa.
La policía, minutos antes de imponer el toque de queda en Tegucigalpa. EDGARD GARRIDO REUTERS

El Tribunal Supremo Electoral de Honduras (TSE) ha pospuesto este sábado, por segunda ocasión, el cotejo de más de 1.000 actas con inconsistencias de la elección presidencial del pasado domingo. Los magistrados aseguraron que el escrutinio se suspendió por la ausencia de observadores y representantes de la Alianza de Oposición, cuyo candidato, Salvador Nasralla, ha sembrado dudas sobre la independencia del tribunal y quien exige un nuevo conteo de más de 5.000 actas. “Estamos convocando (a nuestro personal) a las 09.00 de la mañana del domingo”, informó este sábado el magistrado presidente del TSE, David Matamoros.

El magistrado Matamoros asegura que la Alianza de Oposición no ha nombrado representantes y observadores que atestigüen el escrutinio. “El día de hoy quedaron de presentar nuevas solicitudes y a esta hora no la han entregado”, explicó en una rueda de prensa.

El Tribunal, dijo Matamoros, “no tiene nada que esconder”. El magistrado pidió a los hondureños entender que “la elección no le pertenece ni a Salvador Nasralla, ni a Juan Orlando Hernández”, el presidente del país que busca una polémica reelección. Ambos candidatos se declararon ganadores la noche del domingo pasado antes de que el Tribunal publicara su informe de resultados oficiales. El más reciente cómputo registrado coloca al presidente Hernández a la cabeza con el 42,92%, mientras que Nasralla estaría ligeramente abajo, con 41,42% con el 94,35% de las mesas electorales procesadas.

Nasralla ha denunciado que se está fraguando un fraude para robarle su supuesto triunfo en las elecciones. El candidato ha solicitado el recuento de 5.200 actas, pero los magistrados solo han otorgado la revisión de 1.006. “El problema es que el Tribunal Electoral depende del presidente de la República y la noche electoral ya logró retrasar el conteo”, dijo Nasralla a este diario hace unos días.

La incertidumbre en la que viven los hondureños tras las elecciones llevó al Gobierno de Hernández a imponer desde este viernes un toque de queda por las próximas diez noches. Esto ha obligado a replegarse a los cientos de manifestantes que habían salido a protestar a las calles por el presunto fraude orquestado por las autoridades. Una joven de 19 años murió la noche del viernes a manos de la policía militar cuando un grupo de manifestantes fueron atacadas por los uniformados. Este sábado, sin embargo, la ola de violencia que golpeó a la nación centroamericana ha mermado un poco.