Daniel Merchán: “Expira el tiempo en controversia con Guyana por el Esequibo”

El Abogado y experto en relaciones internacionales Daniel Merchán, señaló que Guyana está dando pasos importantes de preparación para asumir la controversia judicial por el territorio Esequibo con Venezuela, pues ya culmina el plazo del año para resolver dicho conflicto territorial por vía de los buenos oficios de la ONU, y si no hay intención de renovar ese procedimiento que hasta ahora sigue siendo infructuoso, pues la situación deberá pasar a un juicio internacional para darle una conclusión al tema, a lo que por cierto la petrolera Exxon Mobil informó recientemente que está dispuesta a asistir a Guyana en los gastos judiciales resultantes de una eventual controversia con Venezuela por el bloque Stabroek, descubierto en 2015 a unos 190 kilómetros (120 millas) de la costa del país y considerado la segunda mayor reserva petrolera del mundo.

La petrolera de hecho aseguró que ha reservado alrededor de 20 millones de dólares para asistir a Guyana, una vez el país suramericano active el acuerdo judicial destacó Merchán, “lo cual debe poner a Venezuela en alerta inmediata, ya que de no preparar con suficiente profundidad y antelación un proceso de este tipo nos acercaríamos irremediable y definitivamente a la perdida de territorio más voluminosa de la historia venezolana, la cual asciende a 159 mil kilómetros en su superficie, es decir una extensión enorme de posibilidades, riquezas minerales, ciudadanos, biodiversidad, y de arraigo estructural de nuestra esencia de país”

El también profesor de geopolítica  apuntaló que si se suma además lo que representa el bloque Stabroek, que ocupa una extensión de 26.800 kilómetros cuadrados, y que se encuentra en la cuenca entre Guyana y Surinam, pues  es reconocido por el Servicio Geológico de EE UU como la segunda mayor área del mundo con petróleo sin explorar, estaríamos frente a una pérdida económica incalculable producto de no defender con inteligencia y ahínco la soberanía nacional, cabe destacar que precisamente el anterior secretario general de la ONU Ban Ki Moon en una de sus últimas decisiones prolongo las negociaciones hasta este año, de lo contrario el diferendo territorial debería ser resuelto por la corte internacional de justicia.

Algunos amagos se hicieron desde ambas cancillerías, el mes pasado, en Nueva York, en presencia del Buen Oficiante Dag Nylander y Antonio Guterres actual Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas recalcó Merchán. Por cierto, nada en concreto. Da la impresión que desde Venezuela se desean apaciguar, con respuestas débiles, la insistencia y presión de voceros especializados en este tema. Y por el lado de Guyana, ellos están a punto de solicitar que se dirima este asunto en ese Tribunal Internacional.

Lo que sí está claro coincidiendo con varios académicos es que Guyana ha sido irrespetuosa del contenido del Acuerdo de Ginebra; suscrito el 17 de febrero de 1966, entre ese país, Venezuela y el Reino Unido; donde queda establecido que nadie debe arrogarse para sí la posesión de esos 159.500 kilómetros cuadrados; y menos dar concesiones a empresas transnacionales para la explotación y comercialización de los inmensos recursos de todo tipo que allí se encuentran. Reiterando, Guyana no ha cesado en aprovechar el inmenso potencial energético que tiene la Guayana Esequiba, en tierra y mar. Ha hecho allí lo que considera mejor para sí misma, en complicidad con algunos países, que se dicen aliados o solidarios con Venezuela”