Luis Almagro a #SoyVenezuela: Son la nueva voz, con nueva visión y comprometidos con las necesidades ciudadanas

Almagro felicita la conformación de la alianza nacional Soy Venezuela, y llama a actuar con firmeza frente a la ANC

 


El Secretario General de la OEA responde una carta enviada por la Alianza Ciudadana en la que exponen la preocupación ante el peligro de un nuevo intento de diálogo entre integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y el régimen de Nicolás Maduro

(Caracas, 06/10/2017). Este viernes, el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, hizo pública su respuesta a una carta enviada por la Alianza Nacional Soy Venezuela, en voz de María Corina Machado, Antonio Ledezma y Diego Arria el pasado 29 de septiembre. En su respuesta explica que son una nueva voz, con una nueva visión y comprometidos con las necesidades ciudadanas.

En ella, los tres dirigentes políticos, en representación de la Alianza, le expusieron al Secretario General de la OEA el propósito de la plataforma como “una coalición ciudadana con amplitud, pluralidad y representatividad” y le plantearon sus preocupaciones ante el peligro de un nuevo intento de diálogo entre integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y el régimen de Nicolás Maduro, en vista de que éste “requiere, desesperadamente, ganar tiempo y obtener recursos para aferrarse al poder”.

Además, aprovecharon de manifestarle a Almagro las condiciones propiciatorias de un verdadero proceso de diálogo: 1) Negociación condicionada al cumplimiento satisfactorio de las exigencias previas; 2) Una agenda transparente de puntos a negociar; 3) Un grupo de mediadores balanceados; 4) Un sitio neutral para la celebración de las reuniones; 5) Negociadores confiables, representativos y con mandato limitado; 6) Objetivos claros de la negociación; y 7) Tiempos limitados para la negociación.

A este planteamiento, el Secretario General Luis Almagro sostiene que “el gobierno no escucha, nunca hace una concesión (…) Es así como la acción de dialogar se ha convertido en una mera estrategia dilatoria para postergar indefinidamente todo recurso que limite el poder de la dictadura, toda decisión institucional que inicie la redemocratización del país. Definitivamente, asegura, “debe prevalecer una agenda transparente, con un grupo de negociadores internacionales equilibrado para superar el sesgo oficialista de los actuales”,

Cualquier esfuerzo negociador debe tomar en cuenta las preocupaciones que Soy Venezuela plantea, pues “de lo contrario, Venezuela sufrirá una profundización aun mayor de la desinstitucionalización y crisis política que afectan al país (…) Estoy seguro que ustedes son plenamente conscientes de lo mucho que está en juego en su país.”, concluye Almagro.